PARTICIPAR

PARTICIPAR

En el nombre de Dios. El Clemente. El Misericordioso.

Las posibilidades surgen en formas tan sutiles, que no nos damos cuenta que están a nuestro alrededor y no somos capaces de verlas, de reconocerlas, es como si la venda que nos vela los ojos fuera tan tupida, que, apenas podemos vislumbrar nuestra propia realidad.

Nos enfrascamos en el deseo de tener. Nos limitamos buscando participar en el juego finito de lo inmediato, de lo efímero, sin darnos cuenta qué, aquello que estamos desechando, es nuestra propia existencia.

Como cambiar si no es por el camino del fuego infinito del Ser, quien marque paso a paso la senda de nuestra transformación, observando que nos solo somos aquello que parece manejar un destino incierto, sino la determinación que hace que nosotros seamos quienes marquemos los procesos de realidades que solo se pondrán en marcha, si nosotros nos atrevemos a participar plenamente del camino de nuestro espíritu inmortal.

Ángel Lafuente Laarbi-Rommani.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*