FLUIR

FLUIR

En el nombre de Dios. El Clemente. El Misericordioso.

¿Hacia donde podemos definir lo mensurable? ¿Qué significa lo infinito? ¿Cuáles son nuestras contradicciones? ¿En que campos del conocimiento de nuestra conciencia nos movemos? ¿Qué supondría para nosotros el descubrir que espacio y tiempo son una ilusión?

Nos hacemos múltiples preguntas para descubrir un universo de aristas dolorosas que nos desgarran, nos desconciertan y desorientan. ¿Cómo podemos responder a lo que no podemos expresar con palabras?

¿Cómo sería fluir como un río dejándonos llevar meciéndonos con la corriente, sorprendiéndonos con lo que aparezca ante nosotros, sin pretensiones, sin ambiciones, deslizándonos hacia la incertidumbre, convirtiéndonos en procesos caudalosos que fluyen hacia el mar para navegar camino de horizontes infinitos a través de las estrellas?

¡Qué magnífico sería si nos atreviéramos!

Ángel Lafuente Laarbi-Romani

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*