AMIGO

AMIGO

En el nombre de Dios. El Clemente. El Misericordioso.

Existe un amigo muy querido que nos sirve y nos complace, nos acompaña en cada segundo infinito por el que transcurre nuestra existencia. Es nuestro consejero cuando el espíritu le requiere, y, cuando desde la tranquilidad y el sosiego nos responsabilizamos de nuestra forma de vivir. Él es el gran secreto de nuestra búsqueda, y, sin él, todo es intranquilidad, sombra, oscuridad, tristeza, desorientación y pérdida. Ese amigo, es nuestro amor por nosotros mismos, por toda nuestra obra, por todo lo que somos y todo lo que vamos a ser, el que nos engrandece en la caída, y nos consuela en la desdicha, el que nos da la justa medida de nuestro encuentro con la satisfacción y con la tarea realizada. Pero, si no sabemos amarnos, nunca nos encontraremos con todo aquello que anhelamos y que es ni más ni menos el conocer por un segundo infinito, al Ser excepcional que nos habita.

Atentamente:

Laarbi.

2 Comments

  1. Antonia dice:

    que bonito,… realmente el magnánimo el eternamente compasivo , se manifiesta en tus palabras , ojalá pudiésemos conectarnos con ese amigo en esas soledades tan dependientes de los otros , donde sentimos que no valemos y no somos importantes para nadie. Ese amor a nosotros mismos es Dios , y que poco le observamos y estamos en su presencia. Un abrazo , y beso humildemente tus hombros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*