AMAR

AMAR

En el nombre de Dios. El Clemente. El Misericordioso.

¿Cómo llenamos nuestra vida de amor para poder vivir en plenitud? ¿Cómo despertamos a ese sentimiento que comienza en un darse cuenta de la importancia sanadora y amable de la conciencia amorosa? ¿Qué estamos dispuestos a percibir cuando nos atrevemos a abrir las puertas al arcano del amor? ¿Sabemos cómo la energía del amor es la que propicia el gran cambio? ¿Por qué no nos atrevemos a amarnos para poder abrazar la vida, conocernos para descubrir el verdadero sentido de la palabra amor?

Es probable, que planteamientos espirituales tan básicos como suponen los aprendizajes de la conciencia amorosa, sea algo que demos por hecho, pero, es posible que, a pesar de nuestra apreciación, observemos que, para acceder a la energía del amor, primero hemos de saber quienes somos, pues, si no es así, todo será un espejismo, una quimera que habitará en el dolor.

Solo cuando aprendemos a llenar la vida de amor, ofrecemos nuestra vida.

Laarbi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*